Todo sobre el colesterol, el asesino silencioso

El colesterol es una sustancia esencial para el buen funcionamiento del organismo que puede ser peligroso si nos excedemos en el consumo.

El colesterol, de apariencia grasa, tiene cuatro funciones importantes, y puede fabricarse en el hígado o se puede obtener a través de la alimentación. Cuando los niveles de colesterol aumentan, puede llegar a convertirse en un asesino silencioso.

  • Forma parte de la estructura de las paredes celulares.
  • Es parte fundamental en la síntesis de los ácidos biliares que son necesarios para la absorción de otras grasas.
  • Permite al cuerpo que pueda sintetizar la vitamina D.
  • Es precursor de varios tipos de hormonas: sexuales y corticoesteroidales.

Como ya sabemos hay dos tipos de colesterol: el LDL (lipoproteínas de baja densidad o “colesterol malo”) y el HDL (lipoproteínas de alta densidad o “colesterol bueno”). Las lipoproteínas son las encargadas de transportar al colesterol a través del plasma sanguíneo. Lo que hace que un colesterol sea bueno y el otro no tanto es la calidad y cantidad de grasa y proteína que transporta cada lipoproteína.

HDL o “colesterol bueno”
  • Contiene más proteínas que grasa.
  • Transporta el colesterol de las células al hígado para su degradación y eliminación.
LDL o “colesterol malo”
  • Contiene más grasa que proteínas.
  • Transporta el colesterol del torrente sanguíneo a las células.

colesterol huevos

La consistencia de las células de los tejidos es muy fluida, casi líquida, pero la acumulación de colesterol hace que se vuelvan rígidas; esto hace que las células pierdan sus funciones. Un claro ejemplo de rigidez es lo que ocurre en las personas con hipertensión. La presión arterial aumenta cuando las paredes de las arterias están rígidas por acumulación de colesterol. Cuando esto sucede, al corazón le cuesta más bombear la sangre, y para compensar la falta de sangre en la periferia se produce un aumento de presión arterial con el consiguiente aumento de tamaño del corazón.

Causas del colesterol alto

Cuando el aporte de colesterol a través de la alimentación se excede, las células no son capaces de bloquear su entrada. Las células afectadas dan lugar a la formación de las placas de ateroma, produciéndose de esta forma un estrechamiento en las arterias (arteriosclerosis).

¿Qué podemos hacer para disminuir los niveles de colesterol? La opción más fácil es limitar el consumo de aquellos alimentos que contienen colesterol y además evitar la ingesta de cualquier tipo de grasa, ya que estas también elevan los niveles. Prescindir de:

  • Alimentos de origen animal: yemas de huevo, carne, quesos, mayonesa, etc.
  • Grasas saturadas que se encuentran en las carnes, en los productos lácteos, chocolates, productos horneados, alimentos fritos y procesados.
  • Las grasas “trans” o hidrogenadas que se encuentran en la bollería industrial, alimentos procesados, alimentos empaquetados, tartas, panes, bizcochos, margarinas, etc. (Leer las etiquetas; no comprar aquellos alimentos que contienen aceite de palma o de coco).
  • Salsas hechas con demasiada grasa.

La práctica de ejercicio es necesaria para ayudar a que los niveles de colesterol se regulen, y si además se tiene sobrepeso ponerse en manos de un dietista es la opción más recomendable. También es importante que la alimentación sea rica en ácidos grasos monoinsaturados que contienen colesterol del tipo HDL. El colesterol bueno es capaz de “extraer” al colesterol depositado en las arterias y transportarlo hacia el hígado donde es degradado y posteriormente eliminado.

No todos los alimentos de origen animal contienen grasas inadecuadas. El pescado azul contiene ácidos grasos omega 3 (poliinsaturados), que si bien es cierto que no actúan igual que los monoinsaturados ayudan a reducir la tensión arterial que se genera debido a la acumulación de las placas de colesterol. Dentro de este tipo de pescado el que menos cantidad de colesterol contienen es el atún y el salmón. Es aconsejable no comer con mucha frecuencia boquerones y sardinas, ya que el contenido en colesterol es más alto.

La ingesta de fibra soluble es esencial para evitar la absorción de grasas en el intestino. Esta fibra forma una capa viscosa en el intestino, se une a los ácidos biliares (necesarios para la absorción de las grasas) y reduce notablemente la absorción del colesterol. La podemos encontrar en la cáscara de las frutas, en las verduras, legumbres, avena, salvado de avena, etc.

Alimentos que ayudan a disminuir los niveles de colesterol
  • Frutos secos: Cacahuetes, pistachos, almendras, nueces.
  • Frutas: Manzanas, uvas, fresas, cítricos, aguacate.
  • Aceite de oliva.
  • Alimentos a base de soja: lecitina de soja.
  • Pescado azul: salmón, atún, sardinas.
  • Alimentos ricos en fibra: avena.